Cabrón Restaurante

El interiorismo quería hacer guiños a la cultura mexicana, pero sin caer en tópicos. Nos quedamos con la sencillez de los colores fuertes, cálidos y alegres con varios hitos gráficos que acompañan el interiorismo.

Este restaurante mexicano aterriza en el barrio de Salamanca pegando fuerte. Su nombre ya es toda una declaración de intenciones en un barrio de moda y de alto standing.

Cabrón es un restaurante de parrilla mexicana desenfadado. Tanto puedes comerte unos buenos tacos cómo probar la carta de cócteles que no es pequeña.

El interiorismo quería hacer guiños a la cultura mexicana, pero sin caer en tópicos. Nos quedamos con la sencillez de los colores fuertes, cálidos y alegres con varios hitos gráficos que acompañan el interiorismo.

En la 1º planta se buscó una imagen monocromática con un color naranja/teja que te absorbe y te hace viajar al México autentico sin tematizaciones ni banderas. Le corona una gran barra de baldosa cerámica azul Klein que además le señala un led perimetral que ayuda a iluminarla.

 

Varios formatos de asientos conforman la sala, un banco perimetral tapizado con tejidos algo étnicos, mesas rayadas y sillas de aire contemporáneo conviven con mesas marmoleadas negras y una gran mesa grupal de acero inoxidable con sillas de madera maciza étnicas que la preside una lampara tekio de Santa y Cole.

Esta zona de grupo está forrada por posters hechos a medida por el artista Tato Reppeto que nos trasladan al México más canalla, colorista atrevido y con muchos clichés gráficos.

En la planta sótano, al ser una planta con poca luz natural buscamos crear una imagen muy cálida a través de los leds de colores. Las paredes rugosas en color gris reflejan el naranja más cálido acompañado de una barra luminosa de metacrilato y un mobiliario muy contemporáneo de acero inoxidable, sillas negras y una bancada de terciopelo rojo combinada con butacones de aire vintage.

Un gran mural de Tato Reppeto con un guepardo alebrije y más formas abstractas dan color a la sala y entrada a los baños.

 

En los baños se ha buscado una imagen monocolor en un rosa potente y un gran lavabo cerámico. Un neón atrevido sobre el espejo crea un insta spot viral diseñado por el estudio Melón Yubari, quienes han liderado la gráfica y comunicación.

En la fachada se han diseñado unos toldos de hierro a medida, que enmarcan y a su vez, iluminan con reflejos el sol que atraviesa el local.

Otro de los hitos es un rincón para el DJ esquinero y rodeado de cactus al final de la escalera.

Este proyecto ha sido gestionado y asesorado por Anson & Bonet, una consultora gastronómica puntera en Madrid.

Cliente: Cabron Restaurante

Interiorismo: PPT interiorismo

Constructora: G y C

Diseño gráfico: Melon Yubari

Artista muralista: Tatto Reppetto

Asesoría gastronómica: Anson & Bonet

Ubicación

Madrid

Categoría

Este restaurante mexicano aterriza en el barrio de Salamanca pegando fuerte. Su nombre ya es toda una declaración de intenciones en un barrio de moda y de alto standing.

Cabrón es un restaurante de parrilla mexicana desenfadado. Tanto puedes comerte unos buenos tacos cómo probar la carta de cócteles que no es pequeña.

El interiorismo quería hacer guiños a la cultura mexicana, pero sin caer en tópicos. Nos quedamos con la sencillez de los colores fuertes, cálidos y alegres con varios hitos gráficos que acompañan el interiorismo.

En la 1º planta se buscó una imagen monocromática con un color naranja/teja que te absorbe y te hace viajar al México autentico sin tematizaciones ni banderas. Le corona una gran barra de baldosa cerámica azul Klein que además le señala un led perimetral que ayuda a iluminarla.

 

Varios formatos de asientos conforman la sala, un banco perimetral tapizado con tejidos algo étnicos, mesas rayadas y sillas de aire contemporáneo conviven con mesas marmoleadas negras y una gran mesa grupal de acero inoxidable con sillas de madera maciza étnicas que la preside una lampara tekio de Santa y Cole.

Esta zona de grupo está forrada por posters hechos a medida por el artista Tato Reppeto que nos trasladan al México más canalla, colorista atrevido y con muchos clichés gráficos.

En la planta sótano, al ser una planta con poca luz natural buscamos crear una imagen muy cálida a través de los leds de colores. Las paredes rugosas en color gris reflejan el naranja más cálido acompañado de una barra luminosa de metacrilato y un mobiliario muy contemporáneo de acero inoxidable, sillas negras y una bancada de terciopelo rojo combinada con butacones de aire vintage.

Un gran mural de Tato Reppeto con un guepardo alebrije y más formas abstractas dan color a la sala y entrada a los baños.

 

En los baños se ha buscado una imagen monocolor en un rosa potente y un gran lavabo cerámico. Un neón atrevido sobre el espejo crea un insta spot viral diseñado por el estudio Melón Yubari, quienes han liderado la gráfica y comunicación.

En la fachada se han diseñado unos toldos de hierro a medida, que enmarcan y a su vez, iluminan con reflejos el sol que atraviesa el local.

Otro de los hitos es un rincón para el DJ esquinero y rodeado de cactus al final de la escalera.

Este proyecto ha sido gestionado y asesorado por Anson & Bonet, una consultora gastronómica puntera en Madrid.

Cliente: Cabron Restaurante

Interiorismo: PPT interiorismo

Constructora: G y C

Diseño gráfico: Melon Yubari

Artista muralista: Tatto Reppetto

Asesoría gastronómica: Anson & Bonet

Ubicación

Madrid

Categoría

Si tienes alguna duda que necesites resolver, estaremos encantadas de atenderte.