¿Cómo utilizar la iluminación para destacar el diseño de un restaurante?

  • Iluminación cálida y acogedora que nos invite a estar
  • Combinar luz general con lámparas y apliques que dirijan la luz hacia donde nosotros queramos.
  • Utilizar las lámparas como elemento decorativo que nos ayuden a dar carácter y personalidad al espacio
  • La barra siempre bien iluminada

La iluminación es un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de realizar el proyecto de interiorismo integral de un restaurante. El tipo de luz y cómo la utilicemos va a hacer que nuestro proyecto se perciba de una forma o de otra totalmente distinta. Veamos los motivos:

Son muchos los factores que pueden ayudar a que nos sintamos cómodos en un restaurante: los colores, la distribución, el mobiliario, la ubicación, la temperatura, el ruido, si hay música de fondo, los olores… pero una de las más determinantes es la iluminación. Una iluminación cálida nos hará sentir como en casa, mientras que una iluminación fría y brillante, por el contrario, nos va a hacer sentir rechazo y ganas de irnos.

Es justo por eso que debemos prestar especial atención a cómo iluminamos y qué tipo de iluminación utilizamos a la hora de hacer el proyecto de interiorismo de un restaurante. Pero también es vital analizar bien el tipo de luz natural que tenemos en el local y cómo potenciarla durante las horas del día que nos lo permite.

Vamos a dividir nuestros consejos en 4 grandes grupos:

1. Tipos de iluminación: Igual que cuando hablamos de iluminación en el hogar, cuando diseñamos la iluminación de un restaurante también debemos pensar qué tipo de iluminación vamos a utilizar.

Como siempre, la luz natural va a ser nuestra gran aliada. Nos va a ayudar a ganar amplitud y calidez en todo el espacio. Sabemos que algunas veces en los locales en planta baja es más bien escasa, pero es importante intentar dirigirla para que invada el espacio y que llegue a cada rincón.

La iluminación artificial nos debe servir como complemento de la luz natural durante las horas del día y como elemento principal durante la noche. Esto solo se consigue zonificando y creando escenas, pero lo analizaremos más adelante.

Dentro de la iluminación artificial nos encontramos con muchos tipos: Encastadas, de superficie, de suspensión, tiras led, dimables, no dimables, general, más focal etc. Y saber jugar con todas ellas va a ser la clave de nuestro éxito.

Interiorismo Restaurantes Barcelona

2.Temperatura de la luz: Empezaremos este punto con una curiosidad. La cadena de comida rápida McDonald’s siempre emplea luz blanca para iluminar sus restaurantes y así generar en el cliente la sensación de que tiene que comer rápido e irse. Starbucks, por el contrario, tiene la estrategia de poner luz muy cálida para que el cliente sienta que se puede quedar un buen rato y que se va a sentir como en casa.

Aunque a veces nos parecen nimiedades, este tipo de cosas influyen mucho en cómo se percibe un espacio y en cómo se van a comportar nuestros clientes.

Nosotros siempre recomendamos iluminar la parte de las mesas de un restaurante con tonos cálidos (2700-3000ºk) para así generar sensación de hogar y comodidad sobre el cliente.

En cambio, en las zonas de trabajo (por ejemplo la cocina) debemos poner siempre un tono mucho más blanco que favorezca el trabajo de precisión.

Los baños, la barra y las zonas de paso deben ser un entremedio. No hace falta tener una iluminación tan cálida como en las mesas, pero especialmente por la noche debemos evitar los contrastes de luz y las estridencias.

3.Cómo iluminar bien cada espacio? Como hemos visto hasta ahora, las opciones son infinitas. Vamos a ver como utilizar bien todas estas opciones dependiendo del espacio que queramos iluminar.

  • Iluminación general y zonas de paso: Para iluminar de forma general, debemos utilizar luminarias con ángulos de apertura más abiertos y potencias más bajas. Os recomendamos modelos encastados o de superficie que pasen bastante desapercibidos pero que hagan bien su función. Si ponemos además un modelo orientable, nos va a permitir dirigir la luz hacia donde más lo necesitemos.
  • Iluminación de las mesas: A pesar de ser grandes amantes de las lámparas de suspensión, es muy importante tener en cuenta que las mesas de un restaurante suelen moverse. Por este motivo solo aconsejamos este tipo de iluminación encima de aquellas mesas que sabemos seguro que se van a quedar fijas. Una gran alternativa es iluminar mediante apliques de pared. Hay opciones muy divertidas que nos ayudan a crear ambiente y a zonificar, pero que no nos marcan tanto el sitio que debe ocupar la mesa. En cuanto a temperatura de la luz, en esta zona es donde debe ser más cálida y acogedora.
  • Iluminación de la barra: No debemos olvidarnos de que la barra es una zona de trabajo, pero que a la vez suele ser un gran punto a tener en cuenta dentro del diseño del mismo restaurante. En esta zona si creemos que es un buen sitio para poner lámparas de suspensión. La luz cenital y focalizada siempre ayuda en las zonas de trabajo y además es un espacio no movible. En cuanto a la temperatura, no necesitamos tan cálida como en la zona de mesas, pero tampoco muy blanca para no desentonar.
  • Iluminación de la cocina: Esta zona sí es 100% de trabajo. Se suele utilizar una temperatura de color de 4000k. Tiene que estar muy bien iluminada cada zona y poder ver bien el color real de todos los alimentos que manipulan.
  • Iluminación exterior: La fachada es nuestra carta de presentación. Tener una buena imagen gráfica y que esté bien iluminada es básico. Si además tenemos terraza podemos iluminar de forma general o de forma más puntual con lámparas de sobremesa, por ejemplo.

4.El día y la noche: No buscamos el mismo tipo de ambiente en un restaurante cuando vamos a comer, a cenar o a tomar una copa. Cada hora del día requiere una iluminación y debemos estar preparados para ello.

El proyecto de iluminación de un restaurante debe ser más flexible que el de nuestro hogar, y esta flexibilidad se consigue zonificando y dividiendo circuitos dentro del mismo restaurante.

Es posible, que a pesar de tener luz natural, durante el día necesitemos el apoyo de la luz general y esta debe ser uniforme y complementaria a la luz que nos entra desde la calle.

Por la noche, en cambio, vamos a necesitar una luz más tenue y cálida en todo el local para crear una atmósfera más intimista. A crear este ambiente también nos va a ayudar tener alguna iluminación indirecta dimable, es decir, que podamos regular su intensidad y que nos complemente tanto la iluminación de día como la de noche.

Proyecto Interiorismo Restaurantes
Proyecto Interiorismo Restaurantes

Ahora que ya sabemos que la iluminación influye directamente sobre el comensal y su comportamiento, solo depende de nosotros como le queramos hacer sentir.

Si tienes alguna duda que necesites resolver, estaremos encantadas de atenderte.